Archivo de la etiqueta: plaza san pedro

Hombre y mujer son de la misma sustancia

En la asamblea general de los miércoles, el Papa Francisco dijo que el hombre y la mujer son de la misma sustancia y complementarios.

Como todos los miércoles de asamblea general, la Plaza de San Pedro lució abarrotada de peregrinos de todo el mundo, quienes escucharon atentamente al Obispo de Roma y recibieron entusiasmados la bendición.

Que el ejemplo de Dios que nunca nos abandona, avive en los creyentes la protección de la alianza de vida y de amor, dijo el Papa ante miles de fieles y agregó que imitando a nuestra madre la Virgen María, aprendamos a obedecer al Padre y fortalecer entre hombres y mujeres, la armonía con la que fuimos creados y queridos por el Señor misericordioso.

Como en las últimas audiencias, el Papa continuó hablando de la familia y recordó que la ternura y el amor paternal de Dios, depositado en el hombre y la mujer se pone a prueba cuando el maligno pone en sus corazones la sombra de la sospecha y desconfianza, llevándolos a desobedecer a Dios y a destruir la armonía entre ellos.

El Papa dijo que la violencia y la humillación aumentan la desconfianza y la dificultad de una alianza plena entre hombre y mujer, asó como la comunión y el respeto de las diferencias hasta llegar a desvalorizar socialmente la alianza, lo cual significa una gran pérdida para toda la sociedad.

El Papa dijo que es muy importante que se revalorice el matrimonio y la familia, y recordó el primer capítulo del Génesis:

«Y Dios creó al hombre a su imagen; lo creó a imagen de Dios, los creó varón y mujer. Dios creó al hombre como culmen de toda la creación… El Señor, después de haber creado el cielo y la tierra “modeló al hombre con arcilla del suelo y sopló en su nariz un aliento de vida. Así el hombre se convirtió en un ser viviente” (2,7). Es elculmen de la creación. Pero falta algo. Luego Dios pone al hombre en un bellísimo jardín, “para que lo cultivara y lo cuidara” (cfr. 2, 15)

El Papa rezó por los niños

En su catequesis del la Audiencia General de éste miércoles, el Papa Francisco oró por los niños y dijo que ningún sacrificio es demasiado por ellos.

Ante miles de fieles provenientes de todo el mundo, el Santo Padre rezó por los niños de todo el mundo a los que calificó como el fruto más bello de la bendición que el Creador le ha dado al hombre y la mujer, aunque recordó que muchos de ellos suelen sufrir auténticas «historias de pasión».

En la Audiencia General, octava de Pascua, el Papa invitó a los fieles a pensar en los hijos no deseados o abandonados, en los niños que viven en las calles sin educación ni acceso a servicios médicos, en los que son víctimas de violencia, a los que les roban la infancia y juventud y que constituyen un grito de dolor dirigido al corazón del Padre.

Su Santidad agregó que nunca, bajo ninguna circunstancia un niño puede ser considerado un error, puesto que el error es de los adultos y del sistema actual que ha creado bolsas de pobreza y violencia en donde los más débiles son los más perjudicados.

El Papa destacó que los padres no deberían sentirse solos en su tarea teniendo en cuenta, que tratándose de los infantes ningún sacrificio es demasiado costoso y que los niños son responsabilidad de todos.

Francisco aseguró que Dios no se olvida de sus hijos más pequeños y que el propio Jesús los trató con predilección, mientras que la iglesia está a su servicio y para defender sus derechos.

Así el Papa continuó con el tema de la familia y rezó por los niños del mundo con especial énfasis en los que pasan por momentos muy complicados.

Para leer el texto completo de las palabras del Papa, entra a Radio Vaticana.