angelus_19072015

Le pedí a Jesús que me guiara

En la primera cita dominical después de su regreso a Roma, el Papa comentó que encomendó los frutos de su viaje a Sudamérica a la maternal intercesión de Jesus y la Virgen María.

RMC (RV).- Miles de fieles procedentes de todo el mundo se reunieron en la plaza de San Pedro este domingo, para escuchar las palabras del Papa y rezar con él a la Madre de Dios, en lo que fue la primera audiencia del Papa desde que regresó de Sudamérica.

Ver, compasión y enseñar son los verbos del Pastor, dijo el Papa, haciendo hincapié en que “Jesús, el Mesías, se hizo carne la ternura de Dios. Jesús ve, Jesús tiene compasión, Jesús enseña ¡Qué bello es esto!”

El Papa recordó que Jesús mira siempre con los ojos del corazón, y aseguró que le pidió al Señor que el Espíritu de Jesús, el Buen Pastor, lo guiara en el viaje que realizó por Bolivia, Ecuador y Paraguay, del 5 al 13 de julio.

“Alabando al Señor por las maravillas que ha obrado en el Pueblo de Dios en camino en esas tierras, por la fe que ha animado y anima su vida y su cultura”, el Papa habló de las bellezas naturales de los tres países que visitó, sus grandes potenciales humanas y los valores cristianos de sus sociedades.

El Santo Padre no olvidó los graves problemas sociales y económicos por los que atraviesan los pueblos latinoamericanos, y reiteró el compromiso de la Iglesia y su colaboración por el bien común.

Agradeciendo a Dios de todo corazón por el don de este viaje, el Obispo de Roma expresó su gratitud a las autoridades civiles y eclesiales, así como la cálida participación de las poblaciones ecuatoriana, boliviana y paraguaya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *