Encuentro con el Clero

Encuentro del Papa Francisco con el Clero, los religiosos y seminaristas de Ecuador

“No caigan en el alzheimer espiritual”, el Papa a los religiosos de Ecuador

Escuchemos al Santo Padre:

RMC.- (RV).- El Santo Padre Francisco se encontró con el Clero, los religiosos y seminaristas de Ecuador en un emocionante encuentro en el Santuario de El Quinche, a quienes les explicó que la Virgen María “discipuleó toda su vida, fue la primera discípula de su Hijo”.

A pesar de tener un discurso preparado con anterioridad, el Papa aseguró que “no le apetecía leer” y que entregaría el texto que tenía escrito, pero que prefería hablar espontáneamente. Así entre continuos aplausos les habló de diferentes temas, y les aconsejó “como padre y hermano”, que todas las noches antes de dormir recen para que se resitúen en la “gratuidad”. Les pidió que no cayeran o que no se dejaran caer en una “enfermedad muy peligrosa”: el alzheimer espiritual, “no pierdan la memoria, la memoria de donde me sacaron (…) no renieguen las raíces”.

En el texto que había preparado el Papa explicaba que al igual que la Virgen, los religiosos han recibido una vocación, y su ejemplo es una invitación a servir como ella, y en este sentido escribió que los consagrados  “no hemos venido a ser servidos, sino a servir, y lo hacemos con pleno desprendimiento, sin bastón y sin morral”. En este contexto el Vicario de Cristo aseguró que la Presentación de la Virgen le evoca la perseverancia, “María no mira hacia atrás y, en una clara referencia a la admonición evangélica, marcha decidida hacia delante”, y esto supone unir nuestra suerte con la de Jesús hasta el final. Francisco pidió en su texto que caminaran juntos, sosteniéndose unos a otros y pidiendo con humildad el don de la perseverancia, “Qué lindo es cuando la Iglesia persevera en su esfuerzo por ser casa y escuela de comunión, cuando generamos esto que me gusta llamar la cultura del encuentro”.

Concluyendo el Obispo de Roma encomendó la vocación de todos a la Madre de Dios para que les dé la alegría de salir a llevar el Evangelio de su Hijo Jesús, hasta los confines, “hasta las periferias de nuestro querido Ecuador”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *