audiencia_20052015

Educación infantil es responsabilidad de los padres

Que los padres vuelvan a ser los protagonistas de la educación de sus hijos, pidió el Papa ante miles de peregrinos en la Audiencia General de este miércoles en la Plaza de San Pedro.

En su catequesis de la Audiencia General de este miércoles, tercero de mayo, en la Plaza de San Pedro, el Santo Padre volvió a referirse a la familia, poniendo especial énfasis en la educación de los hijos.

El Papa dijo que educación de los hijos es responsabilidad de los padres y que se trata de una cuestión fundamental, pues el fin es que crezcan en la responsabilidad para sí mismos y para los demás.

Aunque parece una afirmación obvia, el Papa recodó que en estos tiempos la educación de los niños ya no es proporcionada especialmente por los padres, pues millones de nosotros solo los podemos ver después de nuestra jornada de trabajo cuando regresamos cansados a casa; problema que es mayor en familias cuyos padres están separados.

El Santo Padre se preguntó cómo educar y qué tradiciones son las que debemos inculcar en los hijos cuando intelectuales y críticos en todo el mundo acallan a los padres para defender a las jóvenes generaciones de los daños de la educación familiar. “La familia ha sido acusada de autoritarismo, favoritismo, conformismo y represión afectiva que genera conflictos.”

El Papa dijo que el problema más importante de esta crisis es que cada vez hay más tensión entre los educadores y los padres, pues los primeros intentan relegar a los segundos a un plano secundario cuando lo ideal es que existan acuerdos entre ambos, teniendo en cuenta que el papel de los papás en la educación de sus hijos es el más importante de todos.

Por esta razón la Iglesia está llamada a acompañar la misión educativa de los padres, sobre todo con la luz de la Palabra de Dios, que funda la familia en el amor. De hecho, el mismo Jesús recibió una educación familiar para crecer en edad, sabiduría y gracia. Y concluyó la síntesis de esta catequesis en nuestro idioma afirmando que si la educación familiar “recobra su protagonismo”, muchas cosas cambiarán para bien. Porque como dijo el Papa, “es hora de que los padres y las madres regresen de su exilio, y se impliquen plenamente en la educación de sus hijos”.

Con información de Radio Vaticano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *