Laudato Si

Cinco claves de la encíclica del Papa

Laudato Si (Alabado Sea) es el título de la encíclica escrita por el Papa Francisco, que se dio a conocer el día de hoy. En ella, el Santo Padre presenta sus argumentos teológicos, científicos y morales para desarrollar estrategias contra el cambio climático que a las considera urgentes e imperiosas.

En su documento, el Papa describe el continuo daño a la naturaleza como una pequeña señal de crisis ética, cultural y espiritual del mundo moderno; y reconoce que la solución a este problema requiere de un alto grado de sacrificio y una audaz revolución cultural.

La encíclica Laudato Si, es histórica porque es la primera vez que un Pontífice dedica un documento de más de 190 páginas al tema de la protección al ambiente.

Estos son los puntos más relevantes de la reflexión del Papa:

El calentamiento global es real

Sobre este tema el Papa escribió que hay un consenso científico sólido de que se trata de un fenómeno innegable y que si no se toman las medidas correspondientes, se reducirá el agua potable, dañará sin remedio a la agricultura y conducirá a la extinción a varias plantas y animales.

También el Papa recordó que de continuar el aumento de temperatura se incrementarán los niveles de los océanos y se inundarán muchas ciudades del mundo.

Es el resultado de la actividad humana

El Papa dice que es proceso natural que se ha acelerado e incrementado por la actividad de los seres humanos, que obsesionados por una actitud consumista inmoral, permitimos la degradación continua del medio ambiente.

Los países ricos tienen una deuda ecológica

El Papa asegura que los países ricos explotan los recursos naturales de los pobres, en una relación que calificó como estructuralmente perversa.

El Santo Padre dijo que es falsa la idea de que sólo a través del crecimiento económico es posible combatir al pobreza, el hambre y recuperar el medio ambiente; a esto lo llamo un concepto mágico del mercado.

Creación de instituciones internacionales fuertes

El Papa Francisco dijo que la única forma de combatir el calentamiento global es por medio de regulaciones a nivel gubernamental e instituciones fuertes, eficientes y organizadas a nivel mundial se que aseguren que se cumplan las normas e impongan sanciones a quienes falten a ellas.

Aunque también afirmó que no solo con restricciones y sanciones se puede avanzar, sino que se necesita un cambio ético para cuidar la naturaleza.

Presión a los líderes políticos y sacrificio individual

El Obispo de Roma aseguró que quienes ostentan el poder y los recursos económicos parecieran estar más preocupados por ocultar la realidad que por enfrentarla y resolver los problemas. De esa manera, hace un llamado a la sociedad para que presionen a los líderes políticos para ayudar a los que han quedado desamparados y desempleados debido al cambio climático.

Por otro lado, nos invita a todos los creyentes a hacer pequeños cambios en nuestros hábitos diarios de manera que ahorremos energía, cuidemos el agua, respetemos la naturaleza y usemos menos el auto.

Lee la encíclica completa del Papa Francisco: 

LaudatoSi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *